martes, 5 de octubre de 2010

El primer paso para montar una granja integral autosuficiente es determinar el área adecuada para la instalación de cada una de las zonas de la granja, teniendo en cuenta que cuando los suelos son fértiles es posible utilizar menores extensiones de tierra; y cuando estos no lo son, se requiere de una mayor area.

El paso siguiente es construir la vivienda para la familia. Esta debe ser ocmoda e higiénica (fabricada ojala con materiales de la región) y con una buena disponibilidad de agua, luz natural y rodeada de un ambiente agradable. Es conveniente la construcción de una letrina seca (WC), para los excrementos humanos, los cuales son una sencilla fuente de abono orgánico para pastos y frutales.

Hay que resaltar dos factores prioritarios en el momento de planificar la granja: las condiciones agroecológicas, es decir, que líneas de producción agrícola y pecuaria son las adecuadas de acuerdo con las condiciones del suelo, agua, clima y otros factores disponibles en la región; y las condiciones de mercado, es decir, que productos de la finca o campo, tienen demanda en el mercado y ofrecen márgenes de rentabilidad económica al productor.

Una vez definido esto, es recomendable ubicar las fuentes de agua para la granja. Toda explotacion agropecuaria necesita agua; por tanto, si se conoce la cantidad y calidad de esta se sabrá cuanto puede producirse. Además, es necesario establecer si faltan reservorios, si hay que construir un pozo o un estanque, y si se cuenta con manantiales o afloramientos.

Todo esto debe determinarse oportunamente para planear la forma de uso racional y de protección que se les dará a estas fuentes.

También hay que elaborar un mapa del terreno indicando la pendiente y las características físicas de los suelos; estas últimas se aprecian haciendo calicatas o fosos en los cuales se observan la profundidad de las capas u horizontes, la textura de estos, la presencia de capas duras o mantos rocosos, la profundidad a la cual aflora el agua (nivel freático), la presencia de sales y otros aspectos.

Se deben tomar muestras de suelo de toda la granja y llevarlas al laboratorio para realizar su correspondiente análisis fisicoquímico. Un técnico ayudara a interpretarlo y a tomar las decisiones mas adecuadas sobre el uso que puede darsele al terreno.

En el mapa hay que consignar toda la información recolectada y empezar a distribuir las áreas destinadas para frutales, hortalizas, pastos de corte, etcetera. Poe ejemplo, para construcciones agropecuarias se pueden destinar las tierras que presentas capas duras; aquellas áreas con pendientes sirven mejor para frutales; los suelos con mejores condiciones se destinaran para la siembra de hortalizas y plantas aromáticas; las áreas con suelo deficiente, para las zonas recreativas. Es fundamental prever los problemas que pueden ocasionar las pendientes, las lluvias, el drenaje, el tipo de suelo, los vientos, las vías adyacentes, etc.

Desde el principio hay que establecer planes de protección y recuperación de bosques, ríos, quebradas, manantiales, fauna, pues estos constituyen la cuenca hidrográfica que mantiene el microclima de la zona. Así mismo, el cuidado que se proporcione a los suelos, como las siembras en contorno, las barreras vivas, los cultivos en fajas, las coberturas vegetales, la incorporación de materia orgánica, las practicas adecuadas de drenaje y la reforestación, aseguraran un mantenimiento optimo de aquellos.


La granja integral autosuficiente, Grania, es un proyecto de vida para la familia campesina que, además de asegurar una laimentación abundante y rica en proteínas, vitaminas y minerales ( provenientes de la leche, carne, huevos, hortalizas, frutales, cereleales), le enseña a cada uno de sus integrantes a vivir en armonía con la naturaleza, preservando y disfrutando el medio que los rodea, respirando aire puro, evitando la tala de bosques, conservando los afloramientos o nacimientos de agua y propiciando el mejoramiento de las tierras y de los cultivos. Adicionalmente, Grania estimula el uso de tecnologías apropiadas a bajo costo, como el empleo de la energía eólica, energía solar y producción de gas metano que, manejadas de forma adecuada, contribuyen el bienestar de la familia campesina, lo cual facilita en corto tiempo alcanzar los niveles de autosufiencia y sostenibilidad deseados.

Dos características muy importantes de Grania son:

1 Promover una agricultura sana, sin uso de fertilizantes, plaguicidas, herbicidas y cualquier tipo de producto químico.

2 No utilizar costosos concentrados para la alimentación animal.

Por el contrario, un fundamento del sistema de reciclaje de todos los elementos de la granja en una cadena de transformación constante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada